fbpx

El campus de Talent Garden Madrid aborda las soft skills y la necesidad de implementar herramientas para su gestión

"Es imposible gestionar soft skills sin herramientas que lleguen a toda la compañía, de hecho, el 80% de los reclutadores ya piden herramientas de evaluación ágiles y precisas".

El campus de Talent Garden Madrid ha acogido recientemente un debate sobre la gestión de las llamadas soft skills o habilidades blandas en la gestión del personal de las empresas, en un momento tan delicado como el que estamos viviendo después de los confinamientos, el teletrabajo y especialmente todo lo relativo a las condiciones de trabajo y a la «gran dimisión», como efecto rebote en EE.UU., cuyas consecuencias son todavía inciertas en España.

Muestra de ello es la tendencia que comenzó el pasado año en EE.UU., cuando cinco millones de personas dejaron sus puestos para buscar mejores oportunidades y condiciones laborales, que abre el desarrollo y cultivo de las llamadas habilidades blandas o soft skills, un factor que se ha convertido en determinante para la contratación durante los últimos meses.

El coloquio ha estado moderado por Gonzalo Torres, director general de Talent Garden España y Francia, y participado por Ángela Pascual (Nationale Netherlanden), Fátima Gallo (AWS), Francisco Martínez (Emotionhack), Javier Cañizares (Hirint), Nacho Hortal (S4hrtech).

«Es lo que nos hace diferente de esta automatización que estamos viviendo, la combinacion de diferentes habilidades blandas nos va a hacer formar parte de este entorno en el que viivmos», declaraba Javier Cañizares.

«Es imposible gestionar soft skills sin herramientas que lleguen a toda la compañía, de hecho, el 80% de los reclutadores ya piden herramientas de evaluación ágiles y precisas», señala Nacho Hortal.

«Los datos muestran que la evaluación de soft Skills online permite ahorrar hasta un 35% de recursos a la compañía y mejora la precisión un 85%. Además, la gamificación mejora la precisión de las pruebas y demuestra preocupación por los empleados», destacó el responsable de S4hrtech.

Por su parte, Francisco Martínez de Emotionhack afirmó que «el upskilling que se necesita en cualquier compañía es un upskilling de soft-skills; en este sentido, este debe tener un impacto tangible en la organización, llegando a alcanzar hasta un 250% de la inversión realizada».

En la misma línea, Javier Cañizares (Hirint) destacó que «la mayoría de los reclutadores admite contratar por las hard skills, pero despedir por las soft skills, siendo el 89% de los reclutadores los que dicen que cuando una contratación no funciona, generalmente se debe a la falta de habilidades blandas». «Además, los candidatos seleccionados gracias a la utilización de herramientas que evalúan las soft skills permanecen más tiempo en la empresa, de acuerdo con NBER», concluye Cañizares.