fbpx

El Banco Mundial espera una contracción de la economía europea del 4,20% en 2020

El informe destaca la fuerte exposición a diversos riesgos de los países que confirman la zona euro y Rusia.

El Banco Mundial ha hecho público un informe en el que augura que la economía europea se contraiga un 4,20% a lo largo de lo que queda de 2020, por los efectos del Covid-19.

El informe del Banco Mundial destaca así mismo la fuerte exposición de los países que confirman la zona euro y Rusia a los riesgos que puedan venir en el futuro, debido al turismo y al comercio; al tiempo que augura la pérdida de la temporada estival en el sector túristico debido a que son muchos los viajeros que aún temen un posible contagio.

La pandemia del Covid-1919 y las medidas de distanciamiento social para detenerlo están afectando fuertemente la demanda interna en toda la región. Estos efectos se ven agravados por el colapso de los precios de los productos básicos, el turismo, las remesas y las exportaciones, así como por la cadena de suministro interrupciones y agitación del mercado financiero.

La pandemia del Covid-1919 y las medidas de distanciamiento social para detenerlo están afectando fuertemente la demanda interna en toda la región

Se prevé que el crecimiento se recuperará en 2021, hasta el 3,6%. Asimismo, los precios de los productos básicos se recuperan gradualmente, el comercio se fortalecerá y la demanda interna mejorará, aunque existe el riesgo de que se produzca una sequia severa que de al traste con una gran parte de las cosechas.

«Las estimaciones iniciales colocan la disminución global en llegadas de turistas internacionales entre 60%-80% en 2020, mucho más alto que el mundial», se afirma en las páginas del informe.

Las llegadas de turistas se han derrumbado en Europa central, pero los impactos pueden sentirse más fuertemente en países como Albania, Croacia, Georgia, Montenegro y Turquía, donde el turismo representa para una parte considerable del PIB. Algunos de estos países pueden experimentar un menor rebote en 2021 en relación con el resto de la región, ya que el turismo es generalmente propenso a recuperaciones lentas», añaden los expertos.

«Se espera que la economía de Turquía se reduzca en 3,8% en 2020, lo que refleja una caída continua en la inversión a medida que la confianza cae en picada mínimos, la reducción de las exportaciones en medio de la debilidad externa demanda y la interrupción de la actividad debido a algunas medidas restrictivas».