fbpx

El Ayuntamiento de Madrid declara de nuevo la guerra al `motosharing´ y a los patinetes eléctricos

El Ayuntamiento de Madrid multará a todas las motos y patinentes que se encuentren mal aparcados a través de los controladores del SER. La medida es de dudosa legalidad.

Según ha confirmado en Twitter el concejal de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, el Ayuntamiento de Madrid multará, a partir del próximo 1 de enero de 2021 -a través de controladores del SER- a todas las motos y patinentes de empresas de sharing que operan en la capital de España y que se encuentren mal aparcados en las aceras.

De esta forma Carabante ha confirmado la noticia, publicada ayer por el diario La Razón, enla que se dice, además, que las sanciones irán desde los 30 euros, las más leves, hasta los 200 euros las más graves.

Al parecer, hasta ahora estas sanciones las ponían únicamente los mal llamados «agentes de movilidad» (ya que no pertenecen a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado), que en 2019 interpusieron 10.428 multas a motocicletas mal aparcadas, 516 a patinetes y 28 sanciones a bicicletas por situarlas en lugares no permitidos en la capital de España.

Según varios expertos jurídicos consultados, la medida podría ser ilegal, ya que los empleados municipales del SER tienen sus competencias reducidas a su ámbito de actuación, es decir, a las zonas pintadas que conforman el SER de Madrid, pero en ningún caso las aceras. Esta labor está reservada a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado -y ni agentes de movilidad ni controladores pertenecen a ellas- más que le pese al Ayuntamiento.

Según varios expertos jurídicos consultados, la medida podría ser ilegal, ya que los empleados municipales del SER tienen sus competencias reducidas a su ámbito de actuación

Lo racional sería aprobar una nueva tasa municipal para este tipo de empresas y delimitar zonas de aparcamiento para que pudieran aparacarse este tipo de vehículos, además de exigir a los dueños de los patinetes la obligatoriedad de un seguro para poder circular (cosa que debería impulsar el Ministerio del Interior a través de la DGT, que es quien posee estas competencias).

Y en el caso de que haya sanciones, utilizar a la Policía Municipal para ello, que para eso está entre otras cosas. Por que si la Policía Municipal no está para regular el tráfico o labores de seguridad que realiza la Policía Nacional, ¿para qué está?

A día de hoy es pronto para hacer valoraciones sin tener toda la información. De todas formas, nos hemos puesto en contacto con la empresa de patinetes LIME España, que nos ha comentado lo siguiente: «Lo que sí nos alegra es ver los esfuerzos del Ayuntamiento de Madrid por liberar espacio público – incluyendo aceras – en favor de los madrileños. Debemos recalcar que la ocupación de espacio público de patinetes en aceras Madrid es residual (alrededor de 4.000 licencias de VMP operativas) comparada con la ocupación de motocicletas (264.000 motos matriculadas en Madrid en 2019). Nos consta que el Ayuntamiento de Madrid está haciendo un esfuerzo para dotar gradualmente de espacio en calzada a todos los vehículos de dos ruedas y celebramos que esta decisión», afirman fuentes de la compañía.

Parece que el Ayuntamiento de Madrid vuelve ahora a reeditar la guerra que emprendió su anterior regidora, Manuela Carmena (MasMadrid), quien fue incapaz de llegar a ningún acuerdo con las empresas de sharing que trabajan en la capital de España tratando de mejorar la movilidad haciéndola más sostenible.