fbpx

El alcalde de Madrid se vuelca con la ciudad en mitad de la ola de frío y nieve

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, sigue dando lecciones a la clase política.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, sigue dando lecciones a la clase política. Esta vez con la llegada del temporal «Filomena». Martínez Almeida no ha dudado en bajar al barro, arremangarse, y echar una mano en todo lo que ha podido a los ciudadanos de Madrid que más lo han necesitado estos días de frío y nieve.

Filomena entró el pasado sábado de lleno en la capital de España, y esa misma noche, el alcalde reunía a su equipo de confianza para seguir durante la noche la evolución del temporal en la ciudad de Madrid. Y enseguida tomó las primeras medidas con carácter urgente: la ampliación de nuevas plazas para los sintecho, la supresión de la zona de Estacionamiento Regulado (SER), la suspensión del servicio de autobuses de la EMT y la coordinación de las emergencias en un único punto.

Al día siguiente, Martínez Almeida salió a la calles para supervisar los daños. Sobre todo, se centró en la movilidad de los ciudadanos. En recuperar mediante las más de 130 quitanieves la normalidad. Visitó a los operarios municipales para agradecerles su servicio, pidió la declaración de zona catastrófica al Gobierno central y lanzó varios mensajes de tranquilidad a la población a través de redes sociales.

Destaca la magnífica sintonía y coorodinación con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que dirige Isabel Díaz Ayuso. Con ellos se ha cordinado para reforzar el servicio de Metro, que no ha dejado de funcionar y lo ha hecho además 24/7 estos días, y con ella acordó la suspensión de las clases presenciales en colegios y universidades.

¡Enhorabuena, alcalde!