fbpx

El alcalde de Madrid busca salvar la cara y ordena a la Policía Municipal mano dura contra las bandas latinas

La ineptitud de las administraciones llena Madrid de bandas e inseguridad en los barrios.

Varias muertes en la capital de España relacionadas con las bandas juveniles saltaron a la palestra de la opinión pública la semana pasada. VOX denunció la pasividad de las Administraciones públicas (Delegación del Gobierno en Madrid, Gobierno de la Comunidad y Ayuntamiento) de la situación de inseguridad en varios distritos de la capital. Este fin de semana la Policía Municipal de Madrid ha iniciado una serie de redadas para tratar de salvar la cara del alcalde, José Luis Martínez Almeida.

Haciendo uso del oportunismo político y evidenciando la falta de atención en materia de seguridad, el Ayuntamiento de Madrid ha ordenado a la Policía Municipal una serie de operaciones espectaculares contra las bandas juveniles, responsables del incremento de la inseguridad en la capital de España. Según ha informado el diario El Mundo, decenas de armas blancas han sido aprehendidas en el primer despliegue del plan policial contras las bandas juveniles en Madrid este fin de semana.

La operación ha sido coordinada con otros cuerpos policiales. Así, entre el pasado jueves y ayer domingo los agentes de la Policía Municipal, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han realizado numerosos controles en las zonas de ocio y en parques para frenar las posibles represalias entre los pandilleros, tras los dos muertos y los apuñalados por peleas entre bandas del pasado fin de semana.

En Ciudad Lineal, Usera y en el distrito Centro se produjeron la mayoría de las incautaciones de cuchillos y machetes por parte de la Policía Municipal, que requisaron varias armas cuya tenencia está prohibida por superar los 11 centímetros de hoja. En varios de los casos los menores reconocieron que habían comprado el machete por internet y uno de ellos lo ocultaba debajo de la plataforma de su patinete eléctrico.

Este tipo de armas está disponible en multitud de establecimientos como ferreterías o tiendas regentadas por chinos (bazares) desde los 20 euros aproximadamente de precio, según han denunciado varios expertos entrevistados en el último programa de «Horizonte», presentado por Iker Jiménez y emitido por Cuatro Televisión.

Incluso en una tienda del Centro Comercial de Alcalá-Norte los agentes de Policía Municipal también requisaron un machete que acababan de comprar dos jóvenes de 21 y 22 años. Increíble.

Los episodios de inseguridad han sido objeto de discusión política en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, donde se originó un áspero debate entre la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y la portavoz del Grupo Parlamentario VOX, Rocío Monasterio, a cuenta del origen racial de los presuntos culpables de estas muertes, extranjeros de origen hispanoamericano, hijos de inmigrantes ya adaptados y nacionalizados españoles: «Tan españoles como Abascal»; llegó a decir Ayuso, para distanciarse así del discurso de VOX.

Sin embargo, los datos de la delincuencia en España y en la Comunidad de Madrid apunta en la dirección contraria. La mayoría de la población reclusa en España (58.517 personas, según datos del Ministerio del Interior hechos públicos correspondientes a 2019, los últimos disponibles) la componen extranjeros.