fbpx

El 80% de los comercios no ofrece servicios de devolución del IVA

Hay que tener en cuenta que la regulación actual impide que sean los consumidores quienes soliciten directamente a una entidad operadora el reembolso del IVA.

El 80% de los establecimientos comerciales no ofrece servicios de devolución del IVA. Así se revela en el informe que ha realizado la startup Refundit junto a Sigmados. Esto provoca que los pequeños comercios se vean privados de la opción de atraer a turistas extranjeros a sus tiendas, mientras que los grandes comercios y las tiendas de lujo salen beneficiados de esta situación.

Del mismo modo, se advierte que a un 41,5% de las pymes les gustaría ofrecer el servicio tax free a sus clientes de fuera de la Unión Europea. El 75% de los comercios que no ofrecen ventas libres de impuestos piensa que en la actualidad el proceso es complicado y no compensa.

Hay que tener en cuenta que la regulación actual impide que sean los consumidores quienes soliciten directamente a una entidad operadora el reembolso del IVA de las compras que cumplan los requisitos. Para poder hacerlo, los comercios deben tener un contrato de afiliación previo con las entidades.

Ya hay empresas, como Refundit, con el apoyo de la CEOE y Adigital, que buscan cambiar el modelo actual para poner el foco en el turista y que sea él el que decida con qué entidad o empresa de devolución de IVA quiere colaborar.

Este sistema es lo que está provocando que las pequeñas y medianas empresas no puedan acceder a los beneficios de la devolución del IVA sin tener en cuenta su tamaño o ubicación. Y es que, como exponen los expertos, un cambio en la regulación actual cambiaría las reglas del juego y cobraría suma importancia a la hora de apoyar la recuperación económica mediante el impulso del gasto en turismo.

Por ejemplo, un estudio de CEBR para Refundit expone que la democratización del sistema de devolución del IVA turístico podría aumentar un 135% el gasto turístico por transacción y aumentaría el gasto total entre 1.200 y 2.500 millones de euros. Asimismo, las compras libres de IVA crearían un efecto llamada hacia los turistas, sobre todo a los que compren fuera de las principales zonas turísticas.