fbpx

El 26% de firmas de capital riesgo y universidades quieren colaborar con startups en sus procesos de innovación

El corporate venturing -la colaboración entre empresas establecidas y startups- está ganando cada vez más adeptos.

IESE Business School, en colaboración con Acciona y Cardumen Capital, presenta su informe Corporate Venturing Enables en el marco del IX Congreso de Innovación Abierta celebrado en Madrid. Dicho estudio tiene como objetivo explicar cómo desbloquear oportunidades ocultas de crecimiento para las corporaciones mediante el conocimiento del rol de los enablers. Para ello, este documento se constituye en una guía práctica sobre los diversos tipos de enablers y cómo generar una propuesta de valor atractiva para ambas partes.

Entre sus conclusiones, destaca la creciente importancia de los enablers o facilitadores como universidades y firmas de capital riesgo, en el corporate venturing.

En este sentido, el corporate venturing -la colaboración entre empresas establecidas y startups- está ganando cada vez más adeptos como medio para obtener nuevas ideas de la innovación externa. A medida que abre las puertas a la innovación, atrae a más actores. Asimismo, estos organismos facilitadores juegan un papel clave en el ecosistema. Esto puede verse en casos concretos como el de Amazon, que se asocia con una aceleradora privada, Alibaba, que se asocia con una universidad y Henkel, que se asocia con una empresa de capital riesgo.

¿Quiénes son los facilitadores del Corporate Venturing?

Según el estudio, existen seis categorías de enablers que están adquiriendo mayor relevancia en las innovaciones de las empresas emergentes:

  1. Las instituciones del conocimiento, incluidos los centros de investigación, los departamentos universitarios y los grupos de reflexión
  2. 2. Instituciones de impulso, es decir, incubadoras y aceleradoras privadas que apoyan a los emprendedores proporcionándoles espacio, infraestructura tecnológica y otros tipos de ayuda
  3. Instituciones de inversión que financian a las startups, incluidos los business angels, los inversores de capital riesgo (VC) y las empresas de capital privado
  4. Instituciones públicas, incluidos los poderes públicos y las embajadas
  5. Instituciones empresariales, incluidas otras grandes empresas, incluso competidoras, así como cámaras de comercio
  6. Instituciones de servicios, es decir, empresas de consultoría que ofrecen apoyo especializado a la innovación

Como citábamos anteriormente, encontramos un ejemplo en el gigante alemán de la química y los bienes de consumo Henkel se ha convertido en socio limitado del fondo suizo de capital riesgo Emerald Technology Ventures. Para Henkel, la asociación tiene dos objetivos: anticiparse mejor a las tendencias del mercado y acceder a más emprendedores de alto potencial.

En palabras del director de Corporate Venturing de Henkel, Emerald es «un valor enorme para nosotros para encontrar las startups más adecuadas». Y, como resultado de esta colaboración, Henkel y Emerald han coinvertido recientemente en una startup estadounidense con un nuevo nanorecubrimiento resistente al agua para proteger componentes electrónicos.

El conocimiento propio y el flujo de oportunidades son los principales beneficios que las empresas buscan en los organismos facilitadores del emprendimiento empresarial

El informe identifica los beneficios más relevantes de incorporar enablers en los procesos de innovación, según los expertos consultados. Encabezando la lista está el «conocimiento propio e independiente» (en el 32% de los casos) debido a la rápida evolución de tendencias como los venture client como servicio, fondos de fondos y excubadoras, combinado con la complejidad involucrada en la comprensión de las startups relacionadas a tecnologías emergentes.

La siguiente ventaja más mencionada por los encuestados es el «acceso al flujo de oportunidades de colaboración con startups» (en el 26% de los casos), un área que es cada vez más crítica al haber proliferado los proveedores que lo ofrecen, además de ser cada vez más difícil la identificación de oportunidades antes que los competidores.

Enablers y corporaciones: la simbiosis perfecta

El informe concluye que los enablers se benefician también de sus interacciones con las corporaciones. Los entrevistados destacaron la “experiencia en el sector» de las empresas (en el 29% de los casos) y su conocimiento de la «aplicabilidad empresarial» (en el 17% de los casos) como algunos de los principales beneficios.

El estudio ayuda a identificar qué facilitadores pueden ser los más adecuados para las necesidades de las empresas. Por ejemplo: elegir instituciones de conocimiento para obtener conocimientos propios, ya que los centros de investigación, los departamentos universitarios y los grupos de reflexión pueden ayudar a reunir información clave, proporcionar puntos de referencia y suministrar metodologías probadas. Los inversores de capital riesgo y los business angels también son buenos aliados en la diligencia debida de las empresas. Para el «flujo de oportunidades», buscan inversores, incubadoras y aceleradoras.

Al mismo tiempo, la búsqueda de asociaciones con otras empresas puede ayudar a controlar los costes, como los asociados a la prueba de concepto de una nueva empresa. Y la creación de redes con cámaras de comercio, instituciones académicas o empresas de consultoría que pueden ayudar a agrupar y colaborar en proyectos que impliquen a varios habilitadores.

En definitiva, los facilitadores del emprendimiento corporativo pueden desempeñar un papel crucial, desbloqueando oportunidades ocultas para las empresas. Los beneficios se optimizan cuando se elige el tipo correcto de facilitador y se elabora una propuesta de valor sólida.