fbpx

Disfrutar de la gastronomía es uno de los tres pilares de la felicidad para el 68% de los españoles

Dos emblemas de la gastronomía nacional, como son la paella y la tortilla de patatas, se adueñan del podio de las recetas.

¿Cuál es la receta de la felicidad? ¿Tiene la felicidad una fórmula secreta? Si así fuera, para los españoles, sin duda, la gastronomía es parte de ella. Así lo ha confirmado el 68% de los encuestados en el estudio «Radiografía de la felicidad en los hogares españoles», elaborado por Thermomix y Kobold, marcas del grupo alemán Vorwerk. Y si tenemos que elegir, en España lo tenemos claro. Dos emblemas de la gastronomía nacional, como son la paella y la tortilla de patatas, se adueñan del podio de las recetas que más felices nos hacen. Acompañadas, por supuesto, de un clásico: la pizza.

Sin embargo, también hay otros alimentos que al ingerirlos liberan endorfinas y aumentan la serotonina, dos sustancias clave que producen sensación de alegría y bienestar. ¿Los conoces? Estos alimentos van desde carnes como el pavo, el conejo o el pollo, hasta pescados como el salmón, las sardinas o el atún, pasando por frutos secos -anacardos, almendras o nueces-, frutas -piña o plátano- o el ampliamente conocido chocolate negro. Así que, por qué no celebrar el Yellow Day con un “menú de la felicidad” para homenajear a estos productos que nos brindan tantas alegrías. ¡Allá vamos!

Entrante. Canelones de calabacín y salmón con salsa al curry
Con este sofisticado entrante introducirás en tu dieta el salmón. Un producto rico en Omega 3, un nutriente que no produce nuestro organismo y que necesitamos ingerir para un óptimo estado anímico. Este pequeño bocado no solo es delicioso y saludable, sino que te llenará de energía y vitalidad.

Principal. Pollo en dos cocciones con judías verdes y chalotas al caramelo
El pollo es siempre un acierto, así que hoy merece ser el plato fuerte. Y no solo por ello, sino porque es un producto rico en proteína y bajo en grasa, así como con gran cantidad de minerales y vitaminas. Además, está riquísimo y es fácil de digerir, lo que te hará sentir ligero tras una buena comida. ¡Todo ventajas!

Postre. Mousse de chocolate al aceite de oliva y carpaccio de piña
Dos ingredientes de la felicidad en un solo plato, ¿se puede pedir más? No solo te conquistará por la vista, sino también por el paladar. El toque amargo del chocolate negro y las notas dulces de la piña se dan cita en una elegante elaboración que hará viajar todos tus sentidos.