fbpx

Descubre quién es la actriz de moda de este otoño (si es que no te habías enterado)

En "Gambito de dama" la actriz nos presenta de manera hipnótica a una huérfana que se convierte en una jugadora de ajedrez excepcional

Por poco que te interese el mundo audiovisual seguramente hayas oído su nombre el último mes. Anya Taylor-Joy ha llegado fuerte este mes de noviembre con el estreno de la serie de Netflix Queen’s Gambito, traducida al español como Gambito de dama y la película “Emma”. La habíamos visto antes en la serie “Peaky Blinders” y en la película de terror “Glass” pero nunca con papeles tan principales como en las dos producciones de este 2020.

En Gambito de dama la actriz nos presenta de manera hipnótica a una huérfana que se convierte en una jugadora de ajedrez excepcional y durante los siete capítulos que dura esta miniserie presenciamos una actuación exquisita que te lleva a engullirlos de una sentada.

Es sorprendente como esta serie se ha colado en la lista de las más vistas de Netflix con la escasa promoción e importancia que le han dado, incluso llegando a equivocarse en el título del tráiler que subieron a Youtube. Y se sitúa así en uno de los mejores estrenos del año revitalizando un poco ésta plataforma que llevaba un tiempo ofreciendo producciones poco o nada interesantes.

La historia, basada en la novela de 1983 The Queen’s Gambit, de Walter Tevis conjuga el drama de la soledad de la protagonista (Beth Harmon), de la que se hacer una excelente introspección, con la intriga y la emoción de los campeonatos de ajedrez en los que se bate a duelo con los grandes del deporte a nivel mundial. No se trata de una historia real aunque el autor señaló en su día que se había inspirado en varios jugadores profesionales de ajedrez

Emma, siendo también una adaptación, en este caso de la novela homónima de Jane Austen, es una historia más amable con ese algo especial de las producciones inglesas uniendo un tono de comedia inteligente con una ambientación de época de alto nivel.

Taylor- Joy interpreta a la protagonista, una joven adinerada que juega a ser la casamentera de su pequeño pueblo con mejores y peores resultados y con los consiguientes enredos y malentendidos que le dan un buen ritmo al filme y obliga al espectador a levantar la mirada del móvil para no perderse ni un segundo.

Dos producciones de calidad excelente con interpretaciones de la actriz más que aceptables por lo que esperamos seguir viéndola en papeles destacados y no se conviertan estas apariciones en bombas de humo como hemos podido ver en otros actores de protagonistas de modas pasajeras.