fbpx

Cuidado si usas TikTok: la dictadura comunista puede estar espiándote

La aplicación TikTok se sitúa en el centro de la polémica, como posible vehículo de la dictadura china para espiar a ciudadanos de todo el mundo.

El desarrollo mundial de las empresas tecnológicas chinas se está conviertiendo en un serio quebradero de cabeza para los Gobiernos preocupados por la seguridad de sus ciudadanos, como es el caso de EE.UU.

De hecho, el secretario de Estado de este país, Mike Pompeo, ha asegurado que «Washington adoptará medidas para garantizar que el Gobierno chino no tenga acceso a la información privada de los ciudadanos estadounidenses a través de las telecomunicaciones y las redes sociales».

Dos días después de decir que el gobierno del presidente Donald Trump está «ciertamente analizando» la prohibición de aplicaciones de redes sociales chinas como TikTok, Pompeo indicó que la evaluación no está centrada en una compañía particular, sino que es un asunto de seguridad nacional.

«Los comentarios que hice sobre una compañía particular más temprano en la semana entran en el contexto de nuestra evaluación de la amenaza del Partido Comunista Chino», comentó Pompeo, añadiendo que Washington está trabajando para garantizar que Pekín no logre acceso a datos privados o historiales de salud de los estadounidenses.

«Así que lo que verán es que la administración adoptará acciones para preservar y proteger esa información y negar el acceso al Partido Comunista Chino a información privada que pertenece a los estadounidenses», señaló en declaraciones recogidas por Reuters para Investing.com.

La aplicación TikTok se sitúa en el centro de la polémica, como posible vehículo de la dictadura china para espiar a ciudadanos de todo el mundo

Legisladores estadounidenses han mostrado preocupaciones de seguridad nacional ante el manejo por parte de TikTok de los datos de sus usuarios, ya que las leyes chinas exigen a las firmas locales que «respalden y cooperen con el trabajo de inteligencia controlado por el Partido Comunista Chino».

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU.

El lunes, TikTok dijo a Reuters que nunca ha entregado datos a Pekín. La aplicación, que no está disponible en China, ha intentando distanciarse de sus raíces chinas para apelar a una audiencia global.

Las declaraciones de Pompeo se producen también en medio de un aumento de las tensiones entre Washington y Pekín por el manejo del brote de coronavirus, las acciones chinas en la excolonia británica de Hong Kong y una disputa comercial de casi dos años entre ambos países.

De hecho, muchas de las empresas de telecomunicaciones e Internet que operan, han asegurado que no cooperarán con las autoridades comunistas de la dictadura china, o abandonarán su presencia en ese mercado si finalmente es imposible continuar sus actividades de forma normal.