fbpx

Consejos para mantener tu smartwatch Garmin en perfecto estado (y que te servirán para el resto de marcas)

Para alargar la vida útil del dispositivo es necesario llevar a cabo un mantenimiento que lo defienda de las acciones de desgaste a las que se ve sometido durante la rutina.

Los smartwatches son el complemento perfecto para nuestro día a día. Gracias a ellos, con un simple giro de muñeca podemos tener acceso a muchísima información de nuestro interés como las notificaciones de nuestro smartphone, consultar nuestro calendario, recibir alertas meteorológicas o estar informados acerca de nuestras condiciones físicas.

Como un fiel compañero de aventuras, va con nosotros a todas partes y lo exponemos a múltiples condiciones como cambios bruscos de temperatura, exceso de humedad, salpicaduras o golpes inesperados… que pueden afectar a su correcto funcionamiento. Si bien este tipo de situaciones son muchas veces inevitables, existen otros aspectos que pueden tenerse en cuenta para que la vida útil de tu Garmin sea más larga y así pueda seguir siendo tu acompañante día tras día.

Por eso, te ofrecemos una serie de consejos para que mantengas tanto el interior como el exterior de tu smartwatch lo más cuidado posible.

Mantén tu reloj limpio y seco

Si has llevado a cabo una actividad de mayor intensidad, puedes enjuagar tu dispositivo para eliminar los restos de sudor, malos olores y otras partículas o residuos, siempre teniendo en cuenta el material de las bandas para no deteriorar su estado. Si te decidiste por una correa de cuero o gamuza, diseñadas para un uso más casual, bastará con pasar un paño suave, limpio y sin pelusas para eliminar la acumulación de suciedad. Para limpiar las bandas de metal, será necesario humedecer el paño con agua, nunca con esmaltes u otros abrasivos que pueden resultar dañinos para el material. Si la correa de tu dispositivo es de nylon, deberás lavarla con agua fría y si hay alguna mancha difícil de quitar, podrás usar jabón suave.

La suciedad de las bandas silicona puede eliminarse simplemente con agua. Gracias a su adaptabilidad, este tipo de bandas suelen usarse durante todo el año, por eso es importante, especialmente en verano, eliminar los residuos de lociones, protectores solares, repelente de insectos… que queden en el reloj. Lo recomendable es usar alcohol isopropílico que actúa como agente limpiador y un paño que no suelte pelusas, y luego terminar de limpiarlo con agua. Después de lavarlo, hay que dejar que se seque, ya que la exposición prolongada a la humedad puede provocar la decoloración de las bandas.

El cuerpo del reloj también debe mantenerse limpio

Agua, un paño humedecido, una toallita o incluso alcohol isopropílico al 70%, pueden servir para limpiar suavemente el exterior de la carcasa del reloj. Sin embargo, no se debe usar este tipo de desinfectantes en telas o bandas de cuero, ni limpiar el reloj con lejía u otro agente de limpieza con sustancias químicas. Para eliminar la suciedad de los puntos de contacto de carga en el dispositivo usa un cepillo de dientes de cerdas suaves.
No ajustes demasiado el reloj a tu muñeca
A veces, por miedo a que el reloj no registre correctamente la actividad lo ajustamos en exceso a la muñeca dejando que provoque marcas, sudor… La correa del reloj debe usarse lo suficientemente holgada como para que pueda moverse hacia adelante y hacia atrás, además de dos dedos por encima del pliegue de la muñeca. Si has ajustado tu reloj durante un entrenamiento, no olvides aflojarlo al terminar la actividad.  

Desactiva funciones para maximizar la vida útil de la batería en su dispositivo

Más allá de limpiar el exterior del dispositivo, también es importante mantener y cuidar el interior del reloj para no quedarte sin carga cuando más la necesitas. En este sentido, algunos relojes Garmin cuentan con un sistema de tecnología por carga solar (Power Glass) propio que, a través de una capa semitransparente de células solares fotovoltaicas ubicadas en la lente del reloj, recoge la energía del sol a lo largo del día, cuando la esfera se expone a la luz. Gracias al uso de esta tecnología de vanguardia, los usuarios tienen más autonomía de uso, llegando incluso hasta más de 20 días de batería (modo smartwatch) (1), menos limitaciones y pueden disfrutar de la aventura durante más tiempo.

También es importante recordar, que es aconsejable mantener la batería de tu smartwatch entre el 40% y el 80% de su carga y evitar, siempre que sea posible, que la batería del dispositivo se agote por completo. Otros factores que ayudarán a reducir el consumo de la batería son: bajar la intensidad de la luz de la pantalla, desactivar tonos de alerta, disminuir la intensidad de la vibración, deshabilitar la conexión Bluetooth, desactivar el WiFi, habilitar la grabación inteligente de datos, deshabilitar la función LTE, cargar el dispositivo completamente antes de comenzar una actividad, o limitar el uso de las caras animadas Connect IQ.

Pasáis 24 horas juntos. Tómate tiempo para conocer tu dispositivo y mantente alerta para analizar cómo reacciona a según que ambientes y condiciones. En definitiva, cuídalo como él te cuida a ti.