fbpx

¿Conoces el `Design Thinking´? (Sin él no se hubieran producido los grandes inventos de la humanidad). Te lo explicamos

Descubre la metodología más potente para crear productos innovadores de la mano de verdaderos expertos.

Aunque últimamente se ha puesto muy de moda, el design thinking es un concepto que se empezó a desarrollar de forma teórica en la Universidad de Stanford, California, a partir de los años 70.  En 2008 fue su primera aplicación para fines más lucrativos por parte de la consultoría de diseño IDEO, que a día de hoy es su principal precursora. A continuación, te dejamos un vídeo de Tim Brown (CEO de IDEO) dónde nos cuenta qué es el design thinking.

Nos lo cuentan desde ThePower MBA.

Como su propio nombre indica, el “design thinking” se basa en la forma en la que los diseñadores de producto trabajan para crear ideas innovadoras.

Es un método que se fundamenta principalmente en centrarse en las personas y en darles soluciones a sus problemas. Se trata de pensar a lo grande, y en vez de dar por hecho lo que la gente quiere o simplemente tener en cuenta lo que puede ser más lucrativo para la empresa, esta metodología busca analizar las necesidades reales de los clientes potenciales para así poder dar con soluciones acordes a ellas. 

De esta forma, a la hora de aplicar el “design thinking”, lo primordial para dar con grandes ideas debe ser escuchar a los consumidores para entender cuáles son sus necesidades. Debe haber un compromiso activo entre los consumidores y la empresa.

Por lo tanto, aplicando el “design thinking” se puede generar mucho más valor a los clientes a través de los productos o servicios que se creen.

Para ir más allá con la definición, Tim Brown (actual CEO de IDEO) nos deja la suya: “Es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”.

Para qué sirve

Antes de nada, debes entender que en tiempos de cambios constantes, la sociedad lo que busca son nuevas soluciones a los problemas que se le plantean.

Necesita nuevas alternativas diferentes a las ya existentes. Ya no se trata de que las empresas tomen decisiones y den con ideas basándose en las alternativas que ya conocían, sino que lo importante ahora es crear nuevas opciones, y de esta forma, dar con nuevas soluciones.

Seguramente ya entenderás por qué es tan importante el “design thinking” y para qué sirve:

Puede aportar soluciones para hacer frente a nuevos problemas de la sociedad. De esta manera, las empresas pueden conseguir aportar un valor único a los consumidores a partir de las respuestas que den a sus problemas. Esto es así ya que se centran en buscar nuevas ideas a partir de las necesidades de las personas y de la participación con ellas para encontrarlas.

El “design thinking” puede aportar soluciones para hacer frente a nuevos problemas de la sociedad y así las empresas pueden conseguir aportar un valor único a los consumidores

Así que si tienes un negocio, pregúntate: ¿cuál es el problema al que quiero dar solución? ¿qué pasos debo seguir para diseñar esa idea innovadora?

De esta forma, podrás hallar soluciones innovadoras en poco tiempo.

Tanto es así que a través del “design thinking”, muchísimos emprendedores y startups han hallado una forma de crear una cultura más creativa e innovadora dentro de las empresas.

No obstante, ya son muchas las marcas (como por ejemplo Apple, Zara o Google) que se han dado cuenta de lo valioso que es este método para generar grandes ideas.

Es más, se suele aplicar en campos como la innovación social, ya que al centrarse en el usuario final, es posible desarrollar soluciones innovadoras basadas en el contexto y en la cultura de cualquier sociedad.

Como veníamos diciendo, se puede aplicar a cualquier campo, y su único límite es la imaginación.  

A continuación, te dejamos un vídeo de Tim Brown (CEO de IDEO) dónde nos cuenta qué es el design thinking.