fbpx

Cada día consumimos más teniendo en cuenta la sostenibilidad y el medioambiente

Cada vez más personas están concienciadas con el medio ambiente y tratan de llevar una vida más sostenible.

el 96% de los españoles afirma estar preocupado por el medioambiente, según una encuesta realizada por la compañía de energía fotovoltaica SotySolar. Sin embargo, el 81% de los encuestados considera que hay marcas que se aprovechan de lo ecológico y sostenible para aumentar el precio de sus productos, y solo el 17% cree que su precio es adecuado, mientras que el 2% afirma que su coste no es elevado.

De igual manera, seis de cada 10 encuestados creen que podrían acceder a más productos ecológicos si sus ingresos fueran mayores y solo el 36% considera que la conciencia ecológica no depende del dinero.

En cambio, la preocupación por el medio ambiente va más allá de los productos que se utilizan, y también se puede contribuir a cuidar del planeta con pequeños gestos y cambiando ciertos hábitos del día a día. Por ello, la compañía ha elaborado una guía de 5 consejos para conseguir llevar una vida más sostenible.

Asimismo, cobra vital importancia el consumo responsable, siendo siempre importante ser conscientes de lo que se compra para reducir la huella de carbono: comestibles locales y de cercanía, apostar por el slow fashion o escoger productos ‘naked’ pueden hacer la diferencia.

La decoración y la limpieza del hogar también juegan un papel clave en el cuidado del medioambiente y, utilizada de forma estratégica, puede ayudar en el ahorro energético, aprovechando los puntos de luz y logrando que no se escape el calor. ¿Se sabía que las alfombras y cortinas son grandes aislantes, así como las estanterías de libros? Y es que situadas de forma estratégica pueden reducir la pérdida de energía a través de suelos, ventanas y paredes.

De igual manera, mantener la casa limpia también puede ayudarnos a ahorrar energía. De hecho, limpiar el polvo de los radiadores con cierta regularidad supondría un ahorro del 10% de la energía consumida.

Instalar placas solares en casa es una opción cada vez más asequible y eficiente. Los nuevos modelos y la compensación de excedentes generan una rentabilidad inmediata, además de ayudar a combatir problemas medioambientales.

Aunque cerca de la mitad de los españoles creen que las renovables no son accesibles para todos, ésta es una percepción muy desvirtuada ya que desde poco más de 30 euros al mes, los ciudadanos que lo deseen pueden disfrutar de energía solar en su hogar, sin inversión inicial y mantenimiento gratuito.

Según la organización WWF, al menos ocho millones de toneladas de plásticos acaban en el océano cada año, una cifra que equivale a vaciar en el mar un camión de basura cada minuto. Y la situación no parece que vaya a mejorar en lo próximos años. Así, se estima que la cantidad de desechos de plásticos que terminan en el mar se triplique para 2040 ascendiendo a 29 millones de toneladas, según Pew Charitable Trusts y SYSTEMIQ, Ltd., un grupo de expertos ambientales con sede en Londres.

Por ello, cada vez más marcas tratan de reducir su impacto en la naturaleza ofreciendo alternativas libres de tóxicos y residuos que acaban en el río y en el mar. Apostar por productos ecológicos, respetuosos con el medio ambiente ayudará a reducir la huella ecológica.

Por último, uno de los factores para llevar una vida sostenible, es adaptar los horarios a las horas de luz. En la actualidad, la calefacción representa el 47% del consumo de energía de la vivienda, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Aprovechar la luz del sol, subiendo las persianas en las horas centrales de día y bajándolas una vez se haya puesto el sol, ayudará a que el gasto en calentar o iluminar la casa sea menor, aprovechándonos de los recursos naturales para proteger el medioambiente, además de conseguir ahorrar en las facturas de luz y gas.