fbpx

Biden podría dar la ciudadanía a millones de inmigrantes ilegales en un plazo de hasta ocho años

Biden prepara un proyecto de ley, que deberá ser aprobado por el Congreso, que dará la ciudadanía a millones de personas.

El presidente electo de EE.UU., el demócrata Joe Biden, ha anunciado que llevará a cabo una modificación de las leyes del país para dar cabida a millones de inmigrantes que actualmente residen ilegalmente en el país. Asi también lo ha asegurado la número dos del Ejecutivo, la vicepresidenta Kamala Harris.

El Washington Post informó el pasado lunes que el proyecto de ley que prepara el nuevo presidente, y que se dará a conocer próximamente, protegeré de forma efectiva a los inmigrantes ilegales de forma inmediata y, si cumplen ciertas condiciones, podrían obtener la «Green Card» (que así se llama la tarjeta que otrorga el permiso de residencia legal y de trabajo en EE.UU.) en menos de cinco años.

Esas condiciones que deberían cumplir son: haber llegado al país antes del 1 de enero de 2021, que estén pagando sus impuestos, la inexistencia de antecedentes penales y posiblemente que acrediten la obtención de ingresos regulares. Se estima que en EE.UU. podrían residir hasta 12 millones de personas de forma ilegal que podrían beneficiarse de estas medidas. El problema, como siempre, el posible efecto llamada.

Y es que , por ejemplo, una marea de inmigrantes hispanoamericanos, procedentes de Honduras, se dirige hacia la frontera entre México y EE.UU. con intención de cruzar el muro y alcanzar suelo americano.

Este tipo de movimientos generan descofianza en amplios sectores de la población estadounidense, sobre todo en votantes republicanos, que no quieren ver cómo su país es invadido literlamente por miles de estas personas sin ningún tipo de control, y menos ahora, con la existencia de la pandemia del coronavirus.

En este sentido, la nueva Administración ya ha prometido que no construirá un centímetro más del muro de separación con México.

Una promesa que el presidente Trump deja sin cumplir, y que en su día fue la estrella de su programa electoral recién elegido.

Todos recordamos estas declaraciones:

Ahora, el proyecto de ley deberá ser presentado de manera oficial ante las cámaras legislativas para su aprobación. Si bien eexisten grandes posibilidades de que éste sea aprobado por la Cámara de Representantes (la cámara baja) no está claro que el Senado dé su visto bueno. Se necesitarían 60 votos (de un total de 100) para aprobarlo en la cámara alta, lo que significa que 10 republicanos tendrían que votar a favor. Varios esfuerzos anteriores de reforma migratoria han fracasado, incluido un esfuerzo de 2013 bajo el presidente Barack Obama.