fbpx

Así puede ahorrar tiempo y dinero una empresa

Optimizar el proceso de facturación es algo imprescindible en cualquier empresa. Este proceso tiene que ver con una buena organización y planificación empresarial.

Optimizar el proceso de facturación es algo imprescindible en cualquier empresa. Este proceso tiene que ver con una buena organización y planificación empresarial. Además, disponer de un software de facturación adecuado maximiza el rendimiento de la compañía.

Expertos de Datisa aconsejan que las empresas, independientemente de su tamaño, planifiquen unos protocolos de facturación óptimos. Apuestan por que las empresas funcionen en función de un modelo que les permita tanto planificar cómo operar de manera relajada y segura a la hora de enviar facturas y de realizar funciones complementarias.

En ese sentido, sistematizar el proceso de facturación permitirá a las empresas ganar en velocidad y evitar descuidos que podrían provocarles problemas.

Para conseguir ahorrar tiempo y dinero la CEO de Datisa, Isabel Pomar, recomienda utilizar un software de facturación que sea “funcional, flexible y fácil de utilizar”. A su juicio, el empleo de este tipo de programas podría proporcionar a las empresas “muchas ventajas”, además de agilizar todo el proceso. “Entre ellas me quedo con dos muy concretas: la actualización del registro de facturas y la optimización de su rendimiento”, advierte.

Entre los beneficios de los programas de facturación se encuentra el hecho de que la empresa puede disponer de un registro de los trabajos y servicios que ha prestado. Estos están asociados a las facturas que se han emitido, así como a las que están pendientes de emitirse o de cobrarse, entre otras. Independientemente de eso, el software de facturación puede conseguir que la factura se convierta en “algo más que un documento mercantil” y ayudará a las empresas a automatizar todo el proceso de facturación.

Las facturas son un elemento diferencial en las organizaciones. Un diseño atractivo y la inclusión de todos los datos en un formato sencillo y fácil de entender proporcionará una imagen más potente sobre la profesionalidad de la organización.

Además, optimizar el proceso de facturación con un programa específico supone un aumento de la productividad en la empresa, evitará los errores y proporcionará al empresario informes sobre facturación, con lo que podrá conocer en todo momento los datos de los clientes, el histórico de ventas y las operaciones realizadas, entre otras cuestiones.