fbpx

Amazon Prime Days, ¿cómo financiar tus compras y aprovechar las ofertas?

El 21 y 22 de junio se celebran los Prime Days de Amazon con descuentos que nada tienen que envidiar a los del Black Friday o el Cyber Monday.

El 21 y 22 de junio se celebran los Prime Days de Amazon, una posibilidad para que muchos adquieran artículos con descuentos que nada tienen que envidiar a los del Black Friday o el Cyber Monday. Realizar compras inteligentes sin sobreendeudarse o gastar más de lo planeado es posible si sabemos elegir correctamente las opciones de financiación de Amazon. Eso sí, lo importante es evitar caer en la trampa de comprar productos que no se necesitan solo para aprovechar los descuentos, sobre todo si se va a financiar la compra, según los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

Amazon ofrece, a través de Cofidis, dos posibilidades de financiación que varían según el importe de la compra y el período de devolución. Si el precio está entre 75 y 1.000 euros, el usuario podrá acceder al crédito “Paga en 4”. Si se necesita fraccionar la compra más allá de 90 días o el importe del artículo tiene un precio de entre 1.000 y 3.000 euros, se puede optar por la financiación “Credit Line”. Otra opción sería pagar directamente con una tarjeta de crédito que tiene más flexibilidad en los pagos, pero, según el número de cuotas y su TAE, se podrían acabar pagando más intereses.

En función del presupuesto y teniendo en cuenta el importe y el plazo de financiación se podrá elegir la alternativa que mejor se adecúe a las posibilidades de cada uno. No obstante, hay aspectos fundamentales que se deben tener en cuenta antes de realizar la compra y decantarse por un método de financiación u otro.

¿Cómo funciona “Paga en 4” y cuándo es una buena alternativa?

Comprar eligiendo “Paga en 4” es un proceso rápido. En menos de cinco minutos se obtendrá respuesta y solo será necesario hacer una solicitud en línea y adjuntar la foto del DNI o NIE. Es, además, una alternativa de financiación en 90 días barata. Al importe de la compra únicamente se sumará una comisión de apertura que corresponderá a un 2,50% del total a pagar (el coste de la comisión se dividirá en cuatro cuotas).

Si, por ejemplo, un usuario decidiera comprar un iPad por valor de 349 euros, el precio de este artículo se dividiría en cuatro cuotas de 89,43 euros. La primera cuota se pagaría al momento y, el resto, en un plazo de tres meses. El coste final de la financiación sería 8,72 euros.

Sin embargo y como nos explican los expertos de HelpMyCash, si utilizáramos “Paga en 4” y adicionalmente eligiéramos la tarjeta de crédito para saldar las cuotas, podríamos caer en el error de la doble financiación. En efecto, fraccionar dichas cuotas podría llevar a pagar más por la financiación y, una opción que inicialmente era económica, se convertiría en una alternativa cara. Como consecuencia, el coste de financiar podría ser mayor al descuento ofrecido por los Amazon Prime Days.

En este escenario, y tal como explican desde HelpMyCash, la compra no sería tan provechosa como a simple vista nos podría parecer. Un dato importante a tener en cuenta si el objetivo es ahorrar y el artículo no es verdaderamente imprescindible.

¿Y financiando con “Credit Line”?

La otra opción para financiar artículos a 3, 6, 10, 12, 24 o 30 meses o en caso de que la compra sea por un importe superior a 1.000 euros es “Credit Line”. Con una cuota mínima de 15 euros, puede parecer una opción económica, pero lo cierto es que cuanto más se fraccione una compra más se pagará en intereses.

En este segundo escenario, si una persona quisiera comprar un MacBook de 1.269 euros y decidiera pagarlo en 24 meses, cada mes tendría que abonar una cuota de 58,30 euros. El coste del crédito sería de 130,07 euros con una TAE del 10% (los intereses variarán en función del producto). Lo importante, llegados a este punto y siguiendo los consejos de HelpMyCash, es elegir el menor número de cuotas que podamos permitirnos para así pagar lo menos posible en intereses. Y resulta fundamental pagar las cuotas con una tarjeta de débito o con una de crédito con pago a fin de mes evitando caer en la doble financiación.

¿Y pagar con la tarjeta de crédito?

La tercera opción y quizás la que podría parecer más evidente es la tarjeta de crédito. Aunque para muchos usuarios podría parecer la forma de financiación más fácil, seguramente sea una vía menos económica para este caso. Ahora bien, si el artículo que se desea adquirir supera el importe de los 3.000 euros o la tarjeta de crédito tiene un seguro para compras que nos interesa de manera particular, también podría ser una buena opción. Aquí, la recomendación sería comparar la TAE de todas las opciones de financiación y elegir aquella que ofrezca el menor porcentaje.

En cualquier caso, los consejos a tener en cuenta antes de dejarse llevar por los descuentos son dos:

  1. Elige siempre la cuota más alta que puedas pagar o el menor número de cuotas. Lo más seguro es que, de esta manera, pagues menos intereses.
  2. Comprueba que el tiempo que utilizarás para pagar una deuda es menor que el de la vida del artículo que vas adquirir. Si, por ejemplo, adquieres un móvil y pagas la cuota mínima de 15 euros, corres el riesgo de tener una deuda más larga que la vida del objeto y entonces la deuda será mala.

Y, por último aunque no menos importante, siempre vale la pena analizar con detenimiento si el objeto que se planea comprar es indispensable y justifica la adquisición de una deuda. Si la compra puede esperar, deberíamos valorar si no es más conveniente ahorrar. Eso sí, si esperamos, es probable que no podamos disfrutar de ningún descuento o este sea menor. En ese caso, lo mejor será siempre hacer números para que la financiación no se coma el valor del descuento.