fbpx

Alain Uceda: “lamasQ es la sexta empresa que pongo en marcha en 20 años”

Alain Uceda es un emprendedor nato. En esta entrevista nos habla del último proyecto que ha lanzando desde cero durante la pandemia.

Alain Uceda es un emprendedor nato. “Me apasiona ese prodigioso mecanismo por el que nos comunicamos; cómo una idea que uno ve tan claramente en su cabeza llega a los demás, y cómo este viaje, aparentemente tan sencillo, se va llenando de obstáculos hasta convertirse en algo emocionante, sorprendente y, en ocasiones, arriesgado”, asegura. En esta entrevista nos habla del último proyecto que ha lanzando desde cero durante la pandemia: lamasQ, una marca especializada en mascarillas higiénicas reutilizables. Ahí es nada.

¿En qué momento lanzas lamasQ, lo haces con algún socio y con qué objetivo pones en marcha la empresa?
En parte todo nació de una pregunta que nadie parece que se quiere hacer desde que comenzó la pandemia: ¿sabes de qué está hecha la mascarilla que llevas puesta? Se lo preguntábamos a la gente que conocíamos y era raro ver cómo todos manejábamos con soltura tecnicismos como FFP2 o KN95, pero nadie sabía con qué material se tapaba la boca durante horas (ellos, sus hijos, sus empleados) ni, desde luego, las posibles consecuencias. Terminamos coincidiendo varios amigos, cada uno con su trayectoria profesional, en que no encontrábamos esa mascarilla que queríamos usar y que cumpliera con lo que consideramos básicos: protección para ti y para los demás, comodidad al usarla y al respirar, un diseño atractivo, un precio razonable y, sobre todo, que estuviera hecha de algo natural y no de un material que dañara aún más el medio ambiente. Nos pusimos a buscar, y como no encontrábamos nada así, pensamos que habría más gente que querría lo mismo que nosotros, y nos asociamos para lanzar lamasQ.

¿Tenía experiencia previa en el mundo empresarial?
Algunos de los socios tenían más trayectoria empresarial que otros, pero todos la tenemos de un modo u otro. Lo que tenemos en común, en realidad, es el convencimiento de que vivimos un momento en el que se puede (y se debe) hacer negocio haciendo algo bueno para los demás, y no a cualquier precio. El planeta entero nos lo recuerda todos los días. En mi caso, lamasQ es la sexta empresa que pongo en marcha en 20 años, aunque todas las demás estaban dentro del sector de la comunicación. Esta es la primera en la que me meto de lleno en el sector de productos de consumo. Entre los demás hay un empresario pionero en espacios de co-working, otro centrado en desarrollos industriales innovadores, otro ha ido creando su propio grupo de empresas de comunicación, y uno más que ha desarrollado su carrera como directivo de grandes firmas de inversión financiera.

Esta es la primera en la que me meto de lleno en el sector de productos de consumo

¿Por qué decidís apostar en lamasQ por las mascarillas higiénicas reutilizables de algodón?
De algodón orgánico, además, es decir, con una producción más sostenible en todos los pasos, desde el cultivo hasta la confección final. En primer lugar, porque son las que nosotros mismos estamos convencidos de que son las que hay que usar. No deberían ser la excepción sino la norma. Y porque hay avances suficientes para convertir una mascarilla de algodón orgánico en un elemento de protección equivalente al de una FFP2, mediante tratamientos hidrófugos y antipartículas como los que incorpora lamasQ. El que nos sea más fácil de utilizar una mascarilla de las de “usar y tirar”, no significa que sean necesariamente ni más seguras ni más económicas. Lo que sí son es mucho más perjudiciales para la futura salud del planeta en el que vivimos.

¿Cuáles son sus ventajas frente a los otros tipos que venimos usando todos en esta pandemia?
Voy a responder por boca de nuestros clientes, de lo que nos dicen. Lo que más destacan es la respirabilidad, prácticamente el doble que la inmensa mayoría de las fabricadas con otros tejidos. Es decir, la mitad de esfuerzo cada vez que respiras. Y eso es óptimo para un montón de gente y de situaciones, para estar horas en una oficina, para salir a correr, o para quienes les cuesta más, los mayores sobre todo. Muchas veces nos dicen que con nuestras mascarillas se les ha quitado la sensación de agobio que tenían con otras. Yo añadiría la tranquilidad de ir protegido gracias a los tratamientos del tejido. Nuestras mascarillas garantizan un 96% de filtración de aerosoles y un 93% de filtración de partículas, lo que equivaldría a la protección que da una FFP2. No son como cualquier mascarilla de tela, recuperan su eficacia cada vez que las planchas y son muy cómodas de lavar, con lo que tienes una mascarilla como nueva cada día por bastante menos de un euro.

¿Dónde están fabricadas esas mascarillas? ¿Con qué normativa cumplen?
Las mascarillas lamasQ están fabricadas y confeccionadas en España, en distintos talleres textiles que, con la crisis provocada por la pandemia, tuvieron que reorientar algunas de sus líneas de producción para poder seguir funcionando. Cumplen sobradamente con la normativa española UNE 0065 y con la europea CWA 17553, pero además cumplen con las exigencias del sello internacional Organic Content Standard.

¿Qué nos puedes decir en cuanto al diseño?
La norma especifica claramente la forma en la que se puede confeccionar una mascarilla, y en eso no intervenimos. Pero sí procuramos que el diseño sea atractivo, que te lo puedas poner todos los días y estés a gusto con cómo te queda, tanto las blancas como las negras, y que podamos quitarnos esa imagen de visitantes de quirófano que hay por la calle. Parece algo secundario, pero pensamos que estar en una calle o en un local en el que todo el mundo parece recién salido de un hospital no ayuda a recuperar el optimismo y las ganas de salir adelante de la crisis. También hemos procurado que hubiera distintas tallas para que cada forma de cara encuentre la que mejor se ajusta, ya sea hombre, mujer o niño.

¿Dónde podemos adquirirlas y a qué precio?
Desde el principio, nuestras mascarillas se pueden encontrar y adquirir directamente en la web lamasq.com y los precios varían según las distintas combinaciones a la hora de hacer el pedido. Entre los 11,90 euros que cuesta una individual y los 6,90 euros por unidad si se adquiere el pack de 10 mascarillas se pueden encontrar múltiples combinaciones.

¿Comercializáis además algún otro tipo de producto que pueda dar continuidad a la empresa más allá de la pandemia?   
Precisamente lo que estamos desarrollando en estos días es cómo extender el concepto inicial de ofrecer productos que respondan a necesidades que tenemos hoy sin perjudicar nuestro futuro y el del planeta. Continuamente observamos que cada vez hay más fabricantes y diseñadores que piensan de esta manera, convirtiendo eso de la sostenibilidad en algo concreto, práctico y económico. Es junto a ellos como queremos hacer crecer lamasQ en adelante.

Para todos los lectores de TargetOn que se suscriban a nuestra Newsletter, y por tiempo limitado, lamasQ ofrece un código descuento del 10% en todas sus mascarillas higiénicas reutilizables (salvo en el pack de 50 mascarillas para empresas), que comercializan a través de su página web.

Quiero conseguir mi código descuento del 10%. Una vez te hayas registrado recibirás por mail el código descuento.