fbpx

Afarvi alcanza los 17,5 millones de euros de facturación y aumenta sus previsiones para 2022

La compañía prevé impulsar su trayectoria de crecimiento en 2022.

Afarvi, compañía española especializada en la realización de proyectos relacionados con el tratamiento de agua y todo tipo de instalaciones de proceso en la industria farmacéutica, biotecnología, veterinaria y cosmética, ha alcanzado los 17,5 millones de euros de facturación en 2021 y ha incrementado un 15% su plantilla en un año todavía marcado por la pandemia del coronavirus.

Tras el lanzamiento oficial el pasado mes de noviembre de Amizu, su nueva gama de plantas de producción estándar de agua purificada, la compañía prevé impulsar su trayectoria de crecimiento en 2022, perspectiva que confirman los proyectos en marcha y los pedidos confirmados para el nuevo ejercicio.

“El nuevo equipo Amizu, así como la realización de instalaciones llave en mano cada vez más completas y complejas en el ámbito del proceso en la industria en la que trabajamos, nuestro crecimiento en la zona de Cataluña y la confianza de los clientes que ya trabajan con nosotros, nos hacen ser optimistas en la previsión de crecimiento en un marco de 3 años vista, con la ambición de superar los 22 millones de euros de facturación en 2024 ”, señala Juan Antonio de la Cuerda (en la foto superior), director general de Afarvi.

“Tras más de 18 años llevando a cabo proyectos integrales en este sector estamos muy satisfechos por seguir contando con la confianza de la industria farmacéutica y de cada vez más clientes”, explica De la Cuerda.

“Como fabricantes de equipos de producción de agua purificada, 2021 ha sido un año clave para Afarvi por el lanzamiento de Amizu, nuestra gama de equipos estándar para la producción de agua purificada USP, que ya está a disposición de nuestros clientes. Se trata de equipos de gran calidad y de alto rendimiento operativo, sanitizables con agua caliente, que ofrecemos completamente documentados y acompañados de servicio de mantenimiento y posventa. Tenemos la seguridad de que Amizu va a tener una gran acogida en el mercado, como ya estamos pudiendo comprobar, y confiamos en que impulse nuestro negocio en los próximos años”, concluye De la Cuerda.

Además de su sede en Ajalvir (Madrid), Afarvi cuenta desde 2018 con una delegación en Cataluña, que abrió con el objetivo de estar más cerca de sus clientes y ofrecerles un mejor servicio y soporte, y amplió en 2019 trasladándose a la localidad de Rubí (Barcelona). En 2022, la compañía seguirá impulsando su estrategia de expansión en la zona, donde tienen su sede cerca del 50% de las grandes compañías del sector farmacéutico, al que principalmente se dirigen.

A pesar de que la mayor parte de la cifra de negocio de la compañía proviene de la industria farmacéutica y veterinaria, Afarvi también trabaja para sectores como la industria cosmética, que está multiplicando la demanda de proyectos relacionados con el tratamiento de agua e instalaciones de proceso y supone cerca del 15% de los ingresos totales de la empresa.