fbpx

Abascal propone incrementar a 15 años la residencia legal y acreditar el conocimiento del idioma para adquirir la nacionalidad

El líder de VOX afronta el reto de la inmigración ilegal en España con propuestas orientadas a "preservar como un tesoro la nacionalidad".

El presidente de VOX, Santiago Abascal, ha anunciado la presentación de una Proposición de Ley relativa a la modificación del régimen jurídico de la nacionalidad. Abascal se ha referido a “un plan que cuide como un tesoro la nacionalidad española”. A continuación ha advertido: “Veremos hasta qué punto los señores diputados valoran la nacionalidad española como un tesoro o si están dispuestos a regalársela a cualquiera”.

Con esta ley registrada, el Grupo Parlamentario VOX en el Congreso quiere dotar a la condición de nacional español de la relevancia que le es propia. A tal efecto, esta reforma busca acabar con las prácticas fraudulentas de adquisición de la nacionalidad española, así como restringir la atribución de la misma por procedimientos que no acreditan, en modo alguno, un suficiente grado de integración en la nación española.

En definitiva, se persigue reforzar la condición de ser español y garantizar que la nacionalidad española acredita un vínculo de lealtad y de compromiso histórico con el pasado, el presente y el futuro de la nación española.

En los últimos cuatro años, el número de residentes extranjeros que han adquirido la nacionalidad española ha aumentado casi en un 53%, completando una serie histórica de permanente crecimiento desde el año 2017 (el número de nacionalizados españoles fue de 66.498 personas). Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2020 –último año de registro- el número de extranjeros nacionalizados aumentó hasta los 120.164. En cuanto a los modos de adquisición de nacionalidad española, 111.219 casos fueron por residencia y 14.774 por opción. Esta última modalidad se dio, sobre todo, en los menores de 20 años (el 94,7% del total de adquisiciones fue por opción). Además 28.258 casos de otorgamiento de la nacionalidad corresponden a personas no pertenecientes a la comunidad de naciones con lazos históricos con España.

Abascal ha criticado duramente a Sáchez y le ha pedido que se marcha y deje el Gobierno por atacar la Constitución desde el Ejecutivo

En definitiva, de acuerdo con los números expuestos, España es en la actualidad y desde hace muchos años una nación con una política de inmigración abierta. Este hecho hace necesario adecuar y fortalecer los requisitos para adquirir la nacionalidad, asegurando así el obligatorio vínculo de lealtad y solidaridad que debe existir entre los nuevos nacionales y España.

En cuanto a la adquisición de nacionalidad española por carta de naturaleza, la presente Ley pretende exigir unos requisitos objetivos e inequívocos para tal adquisición, limitando el margen discrecional del Gobierno, de tal manera que se facilite el control jurisdiccional de la actuación del ejecutivo en esta materia.

Respecto de la adquisición de nacionalidad española por residencia en España, que es el modo más frecuente de adquisición sobrevenida, la reforma es amplia. En la actualidad, el régimen establece un plazo general de residencia en España de 10 años, un plazo reducido de cinco años para quienes hayan obtenido la condición de refugiado y de dos años cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos o de aquellos que hayan tenido o tengan una particular vinculación con España. Por último, se prevé un plazo excepcional de un año de residencia para otros supuestos, como el hecho de contraer matrimonio con español o española.

Según ha anunciado la formación política, la reforma propuesta con respecto a este tipo de adquisición de la nacionalidad gira en torno a las siguientes directrices:

1º. Se incrementa a 15 años el plazo general de residencia legal y continuada para la concesión de la nacionalidad española.

2º. Se mantienen los plazos reducidos para quienes han adquirido legalmente la condición de refugiado y cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o de sefardíes.

3º. Se amplían los plazos de los restantes supuestos específicos de adquisición de la nacionalidad española que, hasta ahora, requerían únicamente la residencia de un año en territorio nacional. Es el caso, por ejemplo, de aquellos que al tiempo de la solicitud llevaren un año casado con español o española y no estuvieren separados legalmente o de hecho, o bien de aquellos que hayan estado sujetos legalmente a la tutela, curatela con facultades de representación plena, guarda o acogimiento de un ciudadano o institución españoles durante dos años consecutivos.

Por cierto, que en la sesión de control al Ejecutivo de hoy Santiago Abascal le ha recriminado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que siga sentado en su escaño después de tres sentencias condenatorias a los Estados de Alarma propuestos por el Gobierno con el apoyo de sus socios comunistas.

El vídeo que recoge esta intervención no tiene desperdicio: