92.500 estudiantes buscan empleo, la mayor cifra de la última década

El número de estudiantes desempleados en búsqueda de empleo ha crecido un 49,2% con respecto a hace un año, el mayor incremento de la serie estudiada.

El número de estudiantes desempleados en búsqueda de empleo ha crecido un 49,2% con respecto a hace un año, hasta alcanzar los 92.480 profesionales, el mayor volumen de los últimos 10 años, según un estudio de Randstad.

Analizando la serie histórica, es posible comprobar la magnitud del incremento registrado este año. La década comenzó con algo más de 75.600 estudiantes demandantes de empleo, cifra que cayó dos años de manera consecutiva para después remontar hasta alcanzar en 2015 el segundo mayor volumen, cerca de 79.300.

Este indicador del mercado laboral se redujo en los siguientes años, situándose alrededor de los 60.000 durante tres ejercicios, hasta que en este 2020 se ha experimentado un notable incremento, multiplicándose por 1,5 y rozando los 92.500 estudiantes que buscan empleo.

“La incertidumbre de la actual crisis también influye negativamente en los estudiantes que buscan empleo. Nuestro país tiene un problema para absorber el talento más joven, talento además cualificado en este caso, al ser estudiantes. Un problema recurrente que, como estamos viendo a tenor de estos datos, se agrava en la crisis, con un indicador además preocupante: aumenta sustancialmente el tiempo en el que los estudiantes están buscando trabajo, algo que sin duda repercute negativamente en el conjunto de la economía”, advierte Valentín Bote, director de Randstad Research.

El análisis de Randstad también ha tenido en cuenta el género de los estudiantes demandantes de empleo. En esta última década, ambos sexos han seguido una tendencia similar, pero siempre siendo superior el volumen en el caso de las mujeres. En este 2020, de hecho, el 54,8% de los estudiantes demandantes de empleo son mujeres, y el 45,2% restante, hombres.

Los estudiantes tardan más tiempo en encontrar empleo

El estudio de Randstad revela que el número de estudiantes que tardan más de seis meses en encontrar trabajo se ha duplicado con respecto a septiembre de 2019. En concreto, se ha registrado un significativo incremento de los estudiantes demandantes de empleo que llevan buscando trabajo entre seis y doce meses, nada menos que un crecimiento del 211%. Por su parte, los que llevan más de un año en esta situación aumentaron un 49,4%, mientras que los que llevan en este cometido menos de seis meses crecieron un 10,1%.

En lo que se refiere a este año 2020, la mayoría de los estudiantes desocupados (42,2%) han pasado menos de seis meses en búsqueda de empleo. Les siguen los que están tardando más de un año en encontrar un trabajo, el 29,2%, y los que llevan en este cometido entre seis y doce meses, con un 28,7%.

El estudio de Randstad revela que todas las comunidades autónomas sin excepción han visto crecer su volumen de estudiantes demandantes de empleo, siendo los mayores incrementos en la Comunidad Valenciana (122,1%), Baleares (95,2%) y Cataluña (94%), todas ellas por encima del 90%. Con incrementos menos acusados, pero aún por encima de la media nacional (49,2%), se encuentran Navarra (79,5%), Vascongadas (71,4%), Cantabria (69,9%), Aragón (68,5%), Murcia (62,1%), Castilla y León (58,8%) y la Comunidad de Madrid (57,7%).

Noticia anterior

Sin seguridad jurídica es imposible salir de esta crisis

Noticia siguiente

Entrevista a José Luis Rebordinos, director del Festival Internacional de Cine de San Sebastián