fbpx

300.000 autónomos prevén cerrar este año

Los autónomos estiman en más de 70.000 millones de euros su pérdida desde que comenzó la pandemia.

Según la última encuesta publicada por ATA, más de 300.000 autónomos que prevén cerrar a lo largo de este 2021 debido a que se encuentran en serias dificultades para poder continuar con su negocio.

“Llevamos once meses realmente complicados, viviendo una pandemia nunca vista hasta el momento. 2020 ha sido un año horrible para miles de autónomos que han tenido que reducir sus plantillas, tener pérdidas de las cuales no saben si se va a recuperar y en ocasiones tener que echar el cierre en la ruina más absoluta. Necesitamos un plan urgente de medidas económicas que establezca ayudas directas, un plan de emergencia que permita a los autónomos enfrentarse a los próximos meses, amortiguar la caída de la actividad y evitar el cierre de empresas, autónomos y por ende, la destrucción de empleo”, ha valorado Lorenzo Amor, presidente de ATA.

En primer lugar, y ante la incertidumbre ya comentada, queremos como cada mes conocer la situación de los autónomos y sus actividades actualmente, en la que prácticamente todas las comunidades autónomas han puesto en marcha fuertes medidas restrictivas en actividades que afectan directamente a los autónomos, como hostelería y comercio.

Actualmente, dos de cada tres autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio, el 68,6%. En 17,4% de los autónomos encuestados, lo que extrapolado al total del colectivo estaríamos hablando de unos 565.000 autónomos tienen sus negocios y/o actividades cerradas en estos momentos. Además, un 51,2% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%.

El 23,7% de los autónomos encuestados desde ATA asegura que está abierto y funcionando con total normalidad y un 1,3% reconoce estar funcionando incluso mejor que antes de la pandemia.

Los resultados muestran que ocho de cada diez, (tabla 2) un abrumador 81,2%, de los autónomos aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior y para el 61,8% de ellos, la caída ha sido superior al 60%. El 13,4% asegura que se ha mantenido y hay un 3,5% que considera que su facturación a pesar de todo ha aumentado.